Hornazo de Salamanca

El pasado lunes 4 de abril, como  cada año, dos semanas después del fin de la Semana Santa, los estudiantes de la ciudad de Salamanca se reúnen a las orillas del Tormes para pasar un día juntos degustando el plato típico de esta fecha, el hornazo.

El origen de esta fiesta popular se remonta al siglo XVI, cuando el rey Felipe II, de 16 años y profundamente católico, dicta unas ordenanzas según las cuales las mujeres públicas, que habitaban en la Casa de Mancebía de Salamanca, debían ser trasladadas, durante la Cuaresma, fuera de la ciudad.

Felipe II se casó en Salamanca y tras la fiesta comprobó como en la ciudad había un ambiente de estudiantes jóvenes con muca pretensión sexual y por ello tomó la decisión de exiliar a las prostitutas fuera de la ciudad, para evitar los pecados carnales.

A partir del Miércoles de Ceniza, las prostitutas abandonaban su residencia habitual y eran trasladadas al otro lado del río Tormes. El responsable y encargado de vigilar, cuidar y atender a las prostitutas era el denominado “Padre Putas”. Este personaje (convertido eufemísticamente en el Padre Lucas, el cabezudo más famoso perseguidor de niños en los días de las fiestas salmantinas) acompañaba a los estudiantes a recoger de su exilio a las prostitutas, siempre el lunes siguiente al de Pascua (Lunes de Aguas).

Ese lunes, miles de salmantinos se acercaban a la ribera del río con sus barcas para recibir a las mujeres. Algunos incluso las ayudaban a cruzar el río, todo esto durante una fiesta en la que había alcohol, comida y sexo.

Aunque se ha perdido dicha tradición tan salvaje aún se conserva la idea de juntarse con amigos o con la familia e ir al campo o al río para degustar un buen hornazo.

Aquí les dejo la receta:

Ingredientes

300 gr de harina- 40 ml de vino blanco- 60 ml de agua- 10 ml de aceite de oliva- 30 gr de manteca de cerdo- 25 gr de levadura fresca- 2 huevos- 1/2 cucharadita de pimentón- 1 cucharadita de sal. Para el relleno: 200 gr de chorizo- 300 gr de filetes de lomo de cerdo (mejor si son adobados)- 200 gr de jamón- 2 huevos.

Elaboración

Coloca la harina en un bol grande, hazle un hueco por la parte central y agrega un huevo, el aceite, la sal y el pimentón. Calienta el vino con el agua y agrega la levadura y la manteca de cerdo. Mezcla bien hasta que se disuelva todo bien e incorpora al bol. amasa todo hasta conseguir una masa homogénea. Pasa a otro bol, cubre con un trapo húmedo y deja fermentar durante 30 minutos. pon los huevos del relleno a cocer en una cazuela con agua hirviendo. A los 10 minutos, saca, pela y córtalos en lonchas. Espolvorea una superficie plana con harina. Divide la masa en dos partes. Estíralas con un rodillo dándoles forma redonda. Coloca una parte sobra la bandeja de horno (forrada con papel de hornear) y cúbrela con los filetes de lomo. Pon encima las lonchas de chorizo, las rodajas de huevo cocido y las lonchas de jamón. Pon encima la otra parte de la masa, recorta los sobrantes y cierra bien presionando con las manos. Amasa los sobrantes y decora el hornazo. Píntalo con un huevo batido y hornéalo a 200º C durante 30 minutos. Sirve el hornazo, y si deseas, decora con perejil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s